Cada red social funciona con una lógica diferente, por lo que duplicar un contenido en todos los canales puede ahorrar tiempo, pero no es la opción que satisface al público.

Lo primero que una marca debe saber antes de abrir perfiles en todas las redes sociales es qué permite hacer cada una, y si es atractiva o no para su imagen y su target. “Antes de publicar un contenido, es importante conocer el contexto y las particularidades de cada plataforma.

En esta guía, elaborada por la plataforma de comercio conversacional, iAdvize, se explican las principales características de las redes sociales más potentes, a qué tipo de público va dirigido, y cómo adaptar el contenido para cada una de ellas.